CEDULA DE HABITABILIDAD.

Una cédula de habitabilidad es una certificación obligatoria que se requiere por la administración y que acredita que nuestra vivienda o local reúne los requisitos mínimos de habitabilidad y salubridad exigidos por la normativa vigente,  y por tanto es habitable.

Las cédulas de habitabilidad pueden obtenerse para viviendas, locales o edificios, siempre y cuando estén destinados a albergar personas.  Sin cédula de habitabilidad no podremos contratar servicios básicos como el agua, electricidad, gas, alcantarillado y teléfono en nuestras viviendas o locales.

Existen tres tipos de cédulas de habitabilidad los cuales pasamos a describir brevemente a continuación.

Cédula de primera ocupación:
  Es aquella que se solicita para las viviendas de obra nueva, o en caso de que realicemos una ampliación, cambio de uso u obras que afecten a un mínimo del 60% de la superficie útil.

Cédula de renovación:  Es aquella en la que en caso de que nuestra cédula de habitabilidad haya caducado y no se den ninguno de los supuestos anteriores se solicita para tramitar una cédula de primera ocupación.

Cédulas de carencia:  Son aquellas que acreditan la habitabilidad para los edificios finalizados con anterioridad al 1 de marzo de 1987.
Las cédulas de habitabilidad en la provincia de Alicante son obligatorias desde el año 2008 para dar de alta los suministros básicos (agua, luz, gas…), para la firma de contratos de alquiler,  y para la firma de contratos de compra-venta.

Este documento refleja una serie de datos como la dirección de la vivienda y la provincia en la que se encuentra, los metros útiles de la misma, la composición interior (número de habitaciones, número de baños…), el número de personas recomendado para residir en la vivienda y la fecha de vigencia de dicha certificación, en la misma nunca aparecen reflejados los datos personales de los propietarios ya que se trata de un documento transferible. Una vez que haya caducado nuestra cédula de habitabilidad, se seguirá el mismo procedimiento que la primera vez. En caso de haber hecho modificaciones en la vivienda deberá especificarse.

¿Qué necesitamos para tramitar una cédula de primera ocupación?

En primer lugar, necesitamos documentación que acredite la propiedad de la vivienda. También es necesaria una fotografía actual del inmueble que debe ir firmada y sellada por el arquitecto o arquitecto técnico. Asimismo, es obligatoria la presentación del plano en el que conste en emplazamiento del edificio, con los datos catastrales, en caso de que se encuentre en suelo no urbanizado. Este plano deberá ir firmado y sellado por arquitecto o arquitecto técnico.  Además, deberemos presentar la licencia municipal de obra, el certificado de final de obra y habitabilidad.

Como ha podido comprobar, toda la documentación necesaria para obtener su  cédula de habitabilidad deberá ir firmada por arquitectos o arquitectos técnicos. Si usted necesita tramitar una cédula de habitabilidad en para viviendas o para apertura de locales en no dude en contactar con nosotros por las vías disponibles en esta web.